lunes, 13 de febrero de 2017

CENTENARIO DE LA CONSTITUCIÓN

LIC. PAOLA GARCÍA PINEDA

Se respetará escrupulosamente el espíritu liberal de dicha Constitución, a la que solo se requiere purgar de los defectos que tiene ya que por la contradicción u obscuridad de alguno de sus preceptos, ya por los huecos que hay en ella o por las reformas que con el deliberado propósito de  desnaturalizar su espíritu original y democrático se le  hicieron durante las dictaduras pasadas”.
(Venustiano Carranza)

¿Sabes que en este año se cumplen 100 años de la promulgación de nuestra Constitución Política?...El 5 de febrero de 2017 se cumplen 100 años de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, celebrando con ello uno de los actos legislativos más importantes para nuestro país y para el mundo.

Tomaremos como  antecedente  la Constitución de 1857 que  estaba conformada por 8 títulos y 128 artículos, fue similar a la de carta magna de 1824, la cual implantó de nueva cuenta el Federalismo y la República Representativa; así mismo constaba de veinticinco Estados, un territorio y el Distrito Federal.

Después de la Revolución de 1910, como una consecuencia de ésta y ante el obvio deterioro de las instituciones, México necesitó fortalecer su Sistema Político para garantizar la seguridad de las personas y su patrimonio.

En este contexto histórico el 22 de octubre de 1916 el presidente que estaba en el cargo (Venustiano Carranza) celebró las elecciones para diputados al Congreso Constituyente, el cual se dedicaría a elaborar la actual Constitución en el Estado de Querétaro en el año 1917.

El 31 de enero de 1917, tras dos meses de debates; el Constituyente cerró sesiones. El documento sufrió numerosas modificaciones y adiciones por lo cual derivado de esto se promulgó el 5 de   febrero de 1917 en el Teatro de la República de la ciudad de Querétaro una nueva Constitución, la cual incluyó gran parte de los ordenamientos de la de 1857, con el nombre  Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que entraría en vigor el 1 de mayo del mismo año. Ese mismo día se publicó en el Diario Oficial de la Federación y es la que rige a México hasta la fecha.

En realidad fue una nueva Constitución que marcó nuevas rutas no sólo en México, sino en el mundo entero debido a que fue la primera que completó los derechos humanos con la protección de los grupos menos favorecidos de la sociedad.

La forma de gobierno siguió siendo Republicana, Representativa, Democrática y Federal; se refrendó la división de poderes en: Legislativo, Judicial y Ejecutivo pero este se dividió por primera vez en dos cámaras, de Diputados y Senadores. Se ratificó además el sistema de elecciones directas y anónimas y se decretó la no-reelección; se creó el municipio libre y se estableció un        ordenamiento agrario relativo a la propiedad de la tierra. Esta Constitución reconoce las libertades de culto, expresión y asociación, la enseñanza laica y gratuita y la jornada de trabajo máxima de 8 horas.

         El 5 de febrero de 1917 se promulgó la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, reformando la del 5 de febrero de 1857.

         Se introdujeron varios cambios respecto a la Constitución anterior. Entre los más destacados está la suspensión de la reelección del presidente y la eliminación del cargo de vicepresidente.

         La Constitución de aquél año se convirtió en la que más aportaciones jurídicas sobre los derechos sociales contemplaba del mundo.

         El documento original se halla en el Archivo General de la Nación.

         El texto se firmó con una pluma muy importante para la historia mexicana que también se utilizó para firmar el Plan de Guadalupe en 1913.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ha sido reformada más de 200 veces desde su promulgación el 5 de febrero de 1917. El artículo 135 de la Constitución permite reformar y adicionar el contenido de la misma.

Artículo 135. La presente Constitución puede ser adicionada o reformada. Para que las adiciones o reformas lleguen a ser parte de la misma, se requiere que el Congreso de la Unión, por el voto de las dos terceras partes de los individuos presentes, acuerden las reformas o adiciones, y que éstas sean aprobadas por la mayoría de las legislaturas de los Estados y de la Ciudad de México.

El Congreso de la Unión o la Comisión Permanente en su caso, harán el cómputo de los votos de las Legislaturas y la declaración de haber sido aprobadas las adiciones o reformas.

Para reformarla, se requiere que el Congreso de la Unión, por el voto de las dos terceras partes de los individuos presentes, acuerde las reformas o adiciones, y que éstas sean aprobadas por la ma- yoría de las legislaturas de los Estados.  

A diferencia de la mayoría de los países latinoamericanos, México no ha cambiado su Constitución por una nueva, únicamente ha sido reformada para ajustarse a los cambios de los tiempos y a las condiciones Políticas del país.

¿CUÁNTAS CONSTITUCIONES HEMOS TENIDO Y CUÁLES SON ?...

En México hemos tenido tres Constituciones las cuales son

1.      El Acta Constitutiva de la Federación Mexicana y la Constitución   Federal de los Estados  Unidos Mexicanos de 1824.

2.      La Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos de 1857.

3.      La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917.

¿NECESITAMOS UNA NUEVA CONSTITUCIÓN?

Algunos tratadistas como lo es Miguel Carbonell nos dice que:

La Constitución mexicana de 1917 ya cumplió su ciclo histórico. Si la comparamos con muchas de las constituciones de América Latina veremos con claridad su evidente retraso, su falta de sistematicidad, sus contradicciones internas, su anquilosamiento, sus insuficiencias. No tengo la menor duda de que el país requiere un nuevo texto constitucional, apropiado para la consolidación de una democracia moderna, con un catálogo bien ordenado y completo de derechos fundamentales y con mejores arreglos institucionales en lo que concierne a la división de poderes.

Sin embargo entre los conocedores del derecho se encuentran opiniones negativas; nos dicen que es ignorancia pensar en la creación de un nueva Constitución si ésta contempla todos los problemas  y los resuelve, obviamente no funciona porque el gobierno así lo quiere al no respetar nuestros artículos.

Ejemplo de esto es la opinión de Elisur Arteaga Nava:
Es la ignorancia lo que lleva a proponer el tema de una nueva Constitución. No hay problema nacional que no encuentre solución en el texto actual. Esto es válido a pesar de los muchos defectos que hay en ella. En este momento lo urgente es que gobernados y gobernantes conozcan la Constitución, respeten su texto, que los jueces se atengan a lo que ella manda, sin importar quiénes son parte en los procesos de que conocen. No estaría de más dejarla reposar cuando menos un año, no reformarla, no manosearla con reformas mal pensadas o innecesarias. Éste pudiera ser un buen propósito de año nuevo. (Arteaga Nava, 2011)


¿Y tu que piensas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada