lunes, 13 de febrero de 2017

VIOLENCIA POLÍTICA DE GÉNERO

Por: Flor Tapia Cisneros

Recientemente se aprobó en la Asamblea Constituyente anular las elecciones cuando se acredite violencia política de género, esto sin duda, es un gran paso hacia el camino del buen ejercicio de los derechos político - electorales de las mujeres. 

Y es que sólo basta ver los múltiples casos en donde se denigra, exhibe, maltrata y en algunos de ellos, las mujeres pierden la vida, por el sólo hecho de tratar de ejercer su derecho a gobernar o formar parte de la vida política del país la cual ha sido territorio de hombres. Lo único que desean es hacer uso de ese derecho, el cual de ninguna manera es un privilegio. Es un derecho consagrado en la Constitución Política desde el año de 1953, cuando se concedió el voto a la mujer en México, el cual fue impulsado por Elvia Carrillo Puerto, quien desde 1919 luchó por el sufragio femenino, logrando convertirse en la primera mujer electa diputada al Congreso de Yucatán en 1923, dejando su puesto tan sólo dos años después, por haber sido amenazada de muerte.  

De acuerdo a la Declaración de las Naciones Unidas sobre la eliminación de la violencia contra las mujeres, la violencia política se podría definir como "todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada". [1]

Para mayor ejemplo de lo anterior, la violencia política va desde descalificaciones, amenazas, humillaciones, agresiones físicas, acoso sexual, secuestro, intimidación, subordinaciones por ser mujer así como ataques a su forma de pensar y/o actuar, se les postula para cargos en donde de antemano saben que hay pocas probabilidades de triunfo, se les oculta información, sufren de violencia económica al limitarles los recursos para sus campañas, son asignadas a cargos en donde se refuerzan los estereotipos de género, como higiene, salud, entre otros y en el ámbito local se les asignan regidurías de poca relevancia, se le pone freno a la actuación en el interior de los partidos políticos, se enfrentan a los prejuicios marcados por el machismo y en el peor de los escenarios se enfrentan al asesinato.

A continuación se mencionan sólo algunos de los casos de violencia política de género en nuestro país: 
·       2008: Eufrosina Cruz, Estado de Chiapas. 
            Se postuló para la presidencia municipal de Santa María Quiegolani, resultó electa, pero en el municipio no aceptaron su triunfo, ya que pesaron más los "usos y costumbres" de la comunidad. [2]
 
·       2009: Diputadas del PRI, PRD y PVEM 
Con el fin de cumplir con la cuota de género, días después de haber asumido el cargo, diez diputadas plurinominales pidieron licencia para separarse de su encargo y dejar como suplentes a hombres. Las llamaron "diputadas juanitas". [3]

·       2015: Aidé Nava González, Estado de Guerrero.
Pre-candidata del Partido de la Revolución Democrática, por el municipio de Ahuacotzingo, Guerrero. Fue raptada durante un acto político, un día después la hallan decapitada y con huellas de tortura. En 2014, su esposo, quien fue presidente municipal del mismo lugar, fue asesinado. En octubre de 2012 su hijo fue secuestrado y aún sigue desaparecido.[4]
·      2015: Rosa Pérez Pérez, Estado de Chiapas.
Resultó electa en los comicios de 2015, para la presidencia municipal de San Pedro Chenalhó, Chiapas. Fue obligada a firmar su renuncia por parte de un grupo de personas de la comunidad y para presionarla secuestraron a dos legisladores. [5]
·      2015: Silvia Romero Suárez, Estado de Guerrero.
Candidata a diputada local por el PRD, fue secuestrada durante 24 horas junto con tres acompañantes, posteriormente fue liberada.[6]
·      2015: Yesenia Alamilla Vicente, Estado de Chiapas.
Candidata por el PAN a la alcaldía del municipio de Reforma, Chiapas; fue golpeada y amenazada, sus agresores le dijeron que la golpiza eran un mensaje del candidato del PVEM, Herminio Valdez Castillo, quien obtuvo el triunfo. Yesenia Alamilla, se vio obligada a dejar su municipio y una de las integrantes de su planilla fue atacada sexualmente; ninguna recibió apoyo de las autoridades ni de su partido. [7]
·      2015: Luz Adriana Ortega Vázquez, Estado de Oaxaca.
Vocal Ejecutiva del distrito 7 del Instituto Nacional Electoral en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca; fue agredida física y verbalmente dejándola semidesnuda. La agresión presuntamente fue realizada por militantes del PRD.[8]
·      2015: Claudia Pavlovich Arellano, Estado de Sonora.
Actual gobernadora del estado y la única en todo el país. Sufrió de violencia política de género durante su campaña.[9]
·      2016: Yolanda Pedroza Reyes, Estado de San Luis Potosí
Magistrada del Tribunal Electoral de San Luis Potosí, fue víctima de violencia política de género por parte de sus homólogos, quienes aseguraron sus oficinas y le impidieron el acceso a información y documentación para el ejercicio de sus funciones en el tribunal local. Dicho asunto se resolvió en la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.[10]
·      2016: Mujeres del municipio de Guevea de Humboldt, Estado de Oaxaca.
En el mes de septiembre, por primera vez y después de 63 años de contar con el voto femenino en México, las mujeres de la comunidad de Guevea de Humboldt, votaron por primera vez. Esto después de que once mujeres interpusieran un juicio en 2014 ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para que les permitieran votar y ser votadas, ya que se rigen bajo el Sistema Normativo Interno de Usos y Costumbres.
Conforme la mujer ha ido ganando espacio en la escena política, las descalificaciones y agresiones por razón de género han ido en aumento. Cada día es más recurrente escuchar de estos casos y es que la línea entre la rivalidad propia de una contienda política y la agresión por el hecho de ser mujer es muy delgada, sin embargo esto no justifica las conductas misóginas.
Las mujeres que deciden incursionar en la vida política del país, se enfrentan a diversos factores que obstaculizan su participación, tales como: la edad, la clase social, la educación, incluso si provienen de alguna etnia o comunidad indígena. En el ámbito local, deben afrontar a los valores tradicionales y el arraigo de las costumbres de la comunidad y cargar también con la relación que tienen con la familia y el hogar, el cual es un punto vulnerable, de ahí que se les amenace con dañar a su familia y es por ello que varias de ellas desisten de emprender o continuar con una carrera política.
Considero que gran parte de este problema se suscita al interior de los partidos políticos, en donde las mujeres se enfrentan a la poca apertura por parte de sus compañeros para que ellas participen en la vida política, son aceptadas para cumplir con la cuota de género. Es por ello que para las mujeres representa una gran disyuntiva el interponer un juicio ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ya que deben acudir primero a las instancias intrapartidistas. Muchas de estas mujeres son utilizadas para atraer votos, ya que algunas tienen notorio arraigo en sus comunidades o son conocidas por simpatizar o liderar con los vecinos.
Si bien, ya contamos con un “Protocolo para atener la violencia política contra las mujeres” el cual pretende que estos actos se hagan visibles y sean denunciados; el camino aún es largo. En los últimos años, la participación de las mujeres en la política ha ido en aumento, pero con ello también las manifestaciones de violencia.
Sin duda, una de las grandes herramientas para combatir la discriminación y violencia de cualquier tipo, es la educación de los niños y jóvenes, formándolos bajo una cultura de respeto, equidad e igualdad. En cuanto a los organismos públicos, partidos políticos y autoridades electorales seguir por el camino de la capacitación y campañas de sensibilización sobre la presencia de las mujeres en la política.
El aumento de casos de violencia política de género en nuestro país nos hace reflexionar ¿El asunto es ya tan alarmante que se necesita tipificar esta conducta? ¿El que exista un tipo penal hará que las mujeres puedan ejercer de mejor manera sus derechos político-electorales? ¿Una vez tipificada la conducta, las mujeres acudirían a denunciar? Lo anterior, en base a que sólo siete de cada cien delitos cometidos son denunciados.[11]



[1] Cerva Cerna, Daniela. “Participación política y violencia de género en México”  SciELO México. Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-19182014000300005
[2] Aquino, Eréndira. Oaxaca, donde la violencia contra las mujeres aumenta porque participan en política”. Animal Político. http://www.animalpolitico.com/2016/12/oaxaca-mujeres-politica-casos-violencia/
[3] Morett, Georgina. “Observatorio para la violencia política”. El Financiero. http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/observatorio-para-la-violencia-politica.html
[4] Ocampo, Sergio. Dávila, Israel. Briseño, Héctor. “Hallan decapitada a precandidata perredista a edil de Ahuacuotzingo”. La Jornada. http://www.jornada.unam.mx/2015/03/12/estados/028n1est

[5] Colectivo por la Ciudadanía de las Mujeres. Petición: ¡Alto a la violencia política contra las mujeres! “Mujeres ganaron elecciones y hoy son presionadas para dejar sus cargos y ser sustituidas por hombres” Change.org. https://www.change.org/p/enrique-pe%C3%B1a-nieto-presidente-constitucional-de-los-estados-unidos-mexicanos-alto-a-la-violencia-pol%C3%ADtica-contra-las-mujeres
[6] “Casos de violencia política contra las mujeres” Pienso Luego Voto. http://www.piensoluegovoto.mx/casos-de-violencia-politica-contra-las-mujeres/
[7] García Martínez, Anayeli. “Caso Yesenia refleja agudización de violencia política de género” Cimacnoticias. http://www.cimacnoticias.com.mx/node/70262
[8] González, Isabel. “Atacan a una vocal del INE en Oaxaca” Excélsior. http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/07/26/1036636

[9] “Yo viví violencia política de género, Claudia Pavlovich” Proyecto Puente. http://proyectopuente.com.mx/2016/10/24/vivi-violencia-politica-genero-claudia-pavlovich/
[10] García Martínez, Anayeli. “Acredita TEPJF violencia política contra magistrada en SLP” Proceso. http://www.proceso.com.mx/435372/acredita-tepjf-violencia-politica-contra-magistrada-en-slp 
[11] Langer, Ana. “En México, 95% de los delitos, en la impunidad” El Economista. http://eleconomista.com.mx/sociedad/2016/02/03/mexico-95-delitos-impunidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada